miércoles, 21 de octubre de 2009

HERIDA ESTA MI ALMA


Señor,
Dios del amor verdadero,
en el nombre de tu hijo Jesús
por su divina sangre derramada
y por su promesa eterna ,
por su amor y gloria de resurrección.
vengo a ti, humillado
y cargado de errores, confusiones y tormentos.
Herida esta mi alma,
y sin ti, el frío de la muerte cala profundo.
Necesito tanto de tu presencia,
estoy sediento, alejado,
oprimido y angustiado.
Ya no tengo lágrimas, y me arrepiento
de todo aquello que te haya ofendido,
Pero siendo como soy,
ante ti, menos que la nada.
Pido no solo por mí
sino por muchos, por toda la humanidad
indolente e ignorante como yo
que hemos equivocado nuestros caminos
y confundido nuestra razón de vivir.
Busco Señor,
Dios supremo del amor,
Que en nombre de Jesús
y su Divina sangre derramada,
Sea yo restaurado
y aquellos que llevo en mi corazón,
y que la vida se enmiende, se encamine.
Y sea tu presencia y tu voluntad,
la única realidad.
Que no haya más amor,
que tu amor verdadero.
Que no haya más paz que tu paz,
más justicia que tu justicia,
mas sabiduría que tu sabiduría,
mas felicidad que tu felicidad.
Señor, Dios supremo
Déjame morir en la cruz del amor,
y renacer en el amor de Jesús.
Nada más te pido, Señor
Que sea tu voluntad, y no la mía.
Que sea tu vida y no la mía
Que seas siempre tu, solo tu,
El que viva, y yo que muera
y renazca al amor de tu hijo Jesús
como lo único verdadero.
Señor, yo entrego mi vida.
Dame tu vida.
Dame tu amor,
Aleja de mi lo que sea mi yo
y solo se tu, la única y última verdad.



Pintura y Escrito:
Oscar Basurto Carbonell
http://mystichealingart.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada