jueves, 5 de noviembre de 2009

RESCATAME SEÑOR

La noche esta oscura tanto como nunca antes,los vientos son helados, no hay refugios, el alma zozobra en la soledad más profunda,y en el abandono más cruel.Yo me inclino, agotado como estoy en este camino,mis rodillas van a la tierra, mis ojos no miran a ningún lugar,mi corazón palpita agitado, y mi boca murmura una oración. Mi alma recuerda su niñez y evocando el fervor de la adolescencia, así como estoy, más que un viviente parezco como muerto.

Dios verdadero, clamo como de mi último aliento,no me abandones en este sufrimiento, atravesado está mi alma, por una espada de amargura . Libérame de este sufrimiento, acógeme a tus pies. Déjame vivir a tu sombra, que vale más que toda la luz del universo. Dios verdadero, ¡Que poca cosa soy! Tu eres el poder verdadero, yo un insignificante viajero en el océano de tu creación. Libérame Señor de mis angustias,cura mis heridas con tu presencia.

Extiende tus manos poderosas, rescátame de la oscuridad. Líbrame de todo mal. Asísteme Señor, que tengo mil angustias. Oh, Dios verdadero, que tu amor siempre sincero, el único que es real, no me dejes en mi soledad, no permitas que este abandono perdure.

Acógeme Señor, confieso mis errores, mi arrepentimiento de cada uno de mis pecados. Dios del amor, dame tu amor.Dios de la paz, dame tu paz.Dios verdadero, dame la verdad.Pero ¿Qué soy yo en tu infinita creación? un instante pasajero, pero aquí como estoy,como hundido en la tierra, sin esperanzas, cargado de amarguras, decepcionado hasta los huesos.

Clamo por ti, rescátame con tu Espíritu Santo. Dame tu bendición. Dame tu perdón infinito, que aunque yo no lo merezca, te lo pido por amor.No me dejes más, Señor en esta noche tan oscura, en esta soledad tan dura y cruel. Ven a mi, si he aquí de morir déjame ser absolutamente sincero. Si muero en ti será entonces para siempre vivir.

Señor, me arrepiento de todo mal hecho. Ya no hallo camino, ni tengo dirección perdí el entendimiento, vulnerable, débil, frágil,enfermo ,caí en un lugar seco, que todos desprecian. Está mi alma, llora por ti. Acude a mí, rescátame, libérame, ámame, cúbreme con tu presencia. Hazme una criatura nueva, que pueda servirte a ti, aunque yo no soy digno, aunque yo no merezca. Yo te ofrezco y tómalo Señor, Dios creador, este pobre y humilde corazón.

¡Rescátame, ven pronto mi amado Señor!



Pintura y Escrito:
Oscar Basurto Carbonell
http://www.mystichealingart.com/
http://mystichealingart.blogspot.com/

El Perdón
http://reflexiones-sobre-el-perdon.blogspot.com/

Restaurando la familia
http://restaurando-la-familia.blogspot.com/

e-mail:
mystichealingart@yahoo.com

2 comentarios:

  1. Hola. bella oracion. que Dios le bendiga.

    ResponderEliminar
  2. POR TU INFINITA MISERICORDIA. DIOS MIO A TI CLAMO. VEN EN MI AUXILIO, DATE PRISA EN SOCORRERME.

    ResponderEliminar